Políticas de Extensión

La responsabilidad social de la Facultad se gesta a partir de la relación que genera en la comunidad el impacto del desarrollo de su objeto social. La cultura dota de sentido las realidades sociales, locales y regionales. Desde la extensión, la Facultad participa de la construcción de lo público y contribuye a la formulación de políticas culturales públicas y al proceso de internacionalización. En este sentido la función sustantiva de la extensión actúa con un doble propósito: la extensión como proyección social y la extensión como prestadora de servicios. El primer propósito es el papel que juega la Institución para incursionar en la problemática social a través de los aportes generados por el ejercicio docente y la gestión en el hallazgo de nuevos conocimientos. El segundo propósito propende, a través de la educación continuada y de la prestación de los servicios que se derivan de la capacidad instalada, generar unos excedentes que le permitan a la Institución, cofinanciar la prestación del servicio estatal de la educación.
La extensión se configura como el campo fecundo para la construcción de la pertinencia social de la Facultad. Ella posibilita la articulación de la docencia y la investigación, y las proyecta como el vínculo de la Institución en su integración con el contexto social.
La Facultad de Ciencias Contables, Administrativas y Económicas pretende cumplir esta función como respuesta a las demandas sociales, con un marcado énfasis en la función social. Esta Unidad Académica pretende realizar acciones orientadas a la difusión del conocimiento desde la perspectiva de la responsabilidad social de la Universidad, comprometida con el mejoramiento de las comunidades. El aporte a la solución de los problemas sociales permitirá medir la calidad académica e investigativa de la Facultad con el compromiso social.
La Facultad no se concibe desconectada o aislada del medio social donde actúa y, menos, del mundo; por esa razón se proyecta hacia el entorno global, para identificar problemas o anticiparse a ellos, analizarlos y ofrecer soluciones adecuadas. La extensión es, en consecuencia, agente de cambio.
El reconocimiento de esta casa de estudios como institución socialmente pertinente dependerá, en gran medida, de su capacidad para analizar científicamente los problemas y para ofrecer soluciones específicas y válidas en el contexto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*